Criocirugía
para la vida

El primer objetivo al tratar un cáncer es, lógicamente, curarlo, pero el segundo es conseguir que la curación se realice con el menor daño posible para el organismo y con menos efectos secundarios.

La criocirugía es un tratamiento que destruye células, tejidos vivos y, en consecuencia, correctamente manejada, destruye también tumores malignos.

Contacta con nosotros

Resuelve tus dudas